Eugenia Calvo


Título: Mas trabajo heróico
Autor: Andrew Berardini
Lugar y fecha: París, junio del 2013. En el marco de la muestra Collective Fictions, Palais de Tokio

En realidad es muy triste, pero las palabras le han fallado a Eugenia Calvo. Tal vez sólo lo considero triste porque soy escritor, y quizá solo sea triste al comienzo. Después estalla con belleza como cuando llueve adentro con los aspersores de techo después de un fuego.

Las palabras sólo son herramientas después de todo. A veces simplemente no funcionan. Yo no poseo muchas herramientas, y a veces me encuentro con la tarea de arreglar el lavamanos con un mazo de goma o tener que reparar el pomo de la puerta con una aguja e hilo color lavanda. Estas obviamente no son las herramientas correctas, pero trato de hacer lo posible con lo poco que tengo.

No Eugenia.

Las palabras nos empezaron a fallar un poco entre estas líneas, un sinónimo inapropiado, una idea sin traducción, una frase pequeña y cliché. Esto ocurre a menudo pienso, pero para muchos es un punto ciego. Tienes que ver muy de cerca para detectar un punto ciego, y la mayoría de veces usamos la palabra incorrecta, la traducción aproximada. Hay idiomas que simplemente no tienen una palabra para el color azul. Cuando les preguntan sobre el azul, no es como si los hablantes de este idioma no vean el azul, pero se les hace más fácil no verlo. Es difícil ver cosas para las cuales no tenemos palabras.

Eugenia leyó al filósofo logístico Wittgenstein: “De lo que no se puede hablar, debemos dejar pasar al silencio,” pero rápidamente lo ignoró. El lenguaje se movió y ella lo sobrepaso, como en una crisis, objetos provisionales representando el fracaso de las palabras. Quizá comenzó con los platos durante una cena. Ella arreglaba su comida de cierta manera. Las imágenes en los platos eran muy útiles en cuanto a esto, uno se pregunta si las innovaciones lingüísticas de Eugenia hubieran pasado a ser si su familia hubiera tenido platos blancos normales.

Rápidamente la metástasis empezó de allí. La artista invento nuevos idiomas completos con gramática y sintaxis compleja, vocabulario y metáfora, y juegos de palabras.

Tal como una urraca europea, Eugenia coloca los objetos con una sutileza brillante y elegante. Su reorganización de los muebles debería provocar la fundación de una cátedra en lingüística que explícitamente estudia estas agrupaciones. Desafortunadamente para la ciencia, las acciones de Eugenia han tomado un status folklórico, una industria vidente emerge para interpretar sus arreglos, y extrae significados esotéricos de sus exhibiciones. La mayoría de veces no las entienden. A veces sólo nos está diciendo “limitaciones serias” o “estoy enamorada” y ellos lo vuelven una profecía, múltiples presagios ridículos sobre política o carreras.

La plantilla del papel pintado si es importante.

Eugenia no habla ni una palabra, pero si a continuado hacia nuevas dimensiones de objeto-lingüística, más allá de la comida y de los muebles, arreglos de emergencia con cabello humano, peceras.

Ha hecho cintas altas de papel cortado en los límites de un cuarto ensombrecido; he meditado sobre ellas profundamente. No pueden ser traducidas. Estas son simplemente las palabras más cercanas a las cuales me aproximo, aunque mi lenguaje se sienta como un golpe opaco y pesado en comparación con las torres de papel que se mueven por el tiempo y el espacio como las palabras nunca podrán.

Mi mejor traducción es “Más Labor Heróico.” Pero es obvio que eso no es correcto.